Consejos que os ayudarán en vuestra visita a Roma

Roma es una ciudad en la que, miremos donde miremos, todo es grandioso. Desde que llegamos a ella, su luminosidad, la historia y el ambiente que se respira en sus calles nos cautiva y nos enamora. Buena prueba de ello es que, la ciudad eterna, ha sido inmortalizada por pintores, poetas y escritores de diferentes épocas. Y no es de extrañar, ya que se trata del museo al aire libre más grande del mundo. Caminar entre sus calles nos hace viajar en el tiempo e imaginarnos como serían los edificios y esculturas de los que ahora solo podemos contemplar sus ruinas.

Al tratarse de la ciudad con más monumentos por metro cuadrado del mundo, necesitaremos muchos días y caminar mucho para conocer todos los secretos que esconde. Pero, aun dedicándole mucho tiempo, siempre nos quedamos con la sensación de no haber visitado todos los lugares y monumentos que nos puede ofrecer Roma.

Con el fin de ayudaros, y hacer mucho más fácil vuestra visita, hoy os dejamos una serie de consejos que os serán de utilidad para optimizar vuestro tiempo y sacarle el máximo partido a vuestra vista. Así solo tendréis que preocuparos de disfrutar.

1. Calzado cómodo

Roma es una ciudad llena de monumentos. Una de las mejores formas para conocerlos todos es callejear y recorrer la ciudad caminando. Puede parecer sencillo, si no fuera porque las calles de la ciudad eterna están cubiertas un precioso empedrado que puede convertirse en una pesadilla para nuestros pies si no tenemos el calzado adecuado. Os recomendamos que vuestro zapatos tengan la suela plana, gruesa, que sean cómodos y transpirables.

2. Lleva una botella de agua

La capital italiana se caracteriza por poseer un clima cálido, especialmente en el verano. Debido a esto, es habitual encontrarse, en los lugares más turísticos, con vendedores ambulantes que nos ofrecen agua por precios que rondan los 2€. Sin embargo, si lleváis vuestra propia botella de agua podréis rellenarla en cualquiera de las fuentes que os encontraréis por la calle. Una de las mejores cosas de Roma es que cuenta con una enorme cantidad de fuentes y bebederos a lo largo de la ciudad con agua potable.

3. Evita las colas

Una de las cosas que más nos pueden hacer perder tiempo, durante nuestro viaje, son las largas colas de acceso a algunos monumentos. En lugares como el Vaticano o el Coliseo el tiempo de espera, para poder acceder, puede llegar hasta las 2 horas. Pero… ¿como podemos evitarnos toda esta espera? Pues basta con comprar las entradas, a estos lugares, por Internet. A continuación, os dejos los sitios web oficiales de los monumentos en los que más tiempo ahorraréis sin compráis vuestras entradas con antelación.

Muesos Vaticanos: Vaticano
Coliseo + Foro Romano: Coliseo, Foro y Palatino

4. La visita a las iglesias es gratuita

Roma cuenta con un gran número de iglesias repartidas a lo largo de toda la ciudad. La gran mayoría de ellas se encuentran ornamentadas con esculturas, pinturas y tapices de artistas como Bernini o Miguel Angel. Esto las convierte en museos espectaculares los cuales merece la pena visitar. La entrada a todas ellas es gratuita aunque debéis consultar los horarios de apertura ya que alguna de ellas cierran durante la misa.

Entre las iglesias y basílicas que podéis visitar os recomendamos, la basílica de San Pedro del Vaticano, la iglesia de Santa Maria in Cosmedin (en ella se encuentra la Boca de la Verdad),  la archibasílica de San Juan de Letrán o el Panteón de Roma.

5. Comer en Roma

A lo largo de toda la ciudad, encontraréis un gran número de restaurantes dispuestos a serviros auténtica comida italiana. Sin embargo, no en todos tenéis la garantía de encontraros buena comida.

Nosotros, antes de visitar por primera vez esta ciudad, buscamos recomendaciones sobre restaurantes en los que poder comer durante nuestra estancia. De esta forma, pudimos encontrar verdaderas joyas en lugares tan turísticos como el Vaticano o Trastévere. En el siguiente enlace encontraréis los restaurantes que os recomendamos para vuestro viaje, Dónde comer en Roma.

6. Encontrar el verdadero helado italiano

Marcharse de Roma sin probar uno de sus famosos helados, es como marcharse sin haber visitado alguno de sus monumentos más importantes. Y si un local destaca por tener unos de los helados más ricos de la ciudad, esa es la heladería Giolitti. Esta considerada la heladería más antigua de la ciudad, fundada en 1890 por Guiseppe y Bernardina Giolitti.

Localización: Via degli Uffici del Vicario, 40, 00186 Roma RM, Italia

Otra de las heladerías que destaca por la calidad y el sabor de sus productos es la heladería della Palma.  Se encuentra situada, al igual que sucede con la Giolitti, en las inmediaciones del Panteón. Cuenta con una amplia carta de sabores (150) que no os dejarán indiferentes. Muy recomendable si os encontráis de visita en la zona. Además, muy cerca de ella también podréis encontrar la tienda de chocolates Lindt.

Localización: Via della Maddalena, 19-23, 00186 Roma RM, Italia

7. Cuidado con los soldados y los gladiadores

No os van a atacar, pero os pueden dejar la cartera si dinero si os descuidáis. Es muy común encontrarse a personas disfrazadas de estos personajes en las inmediaciones del coliseo. Pueden llegar a ser muy pesados para que os saquéis una foto con ellos, después de la cual «como propina» os pedirán un autentico pastón. Para evitaros situaciones incómodas, y algún insulto, os recomendamos que los evitéis.

8. Entradas gratis

Si vuestro viaje coincide con el primer domingo de mes, estáis de enhorabuena ya que, durante todo este día, las entradas a un gran número de museos y monumentos son totalmente gratuitas. Entre los lugares más importantes destacan el Coliseo, Foro y Palatino, Castel Sant’Angelo, Galleria Borghese, o las termas di Caracalla. La entrada a los Museos Vaticanos, es gratis el último domingo de mes.

9. Alojarse en Termini

A muchos viajeros les intranquiliza alojarse en hoteles situados en el contorno de la estación de Termini. Durante nuestros viajes, siempre nos alojamos en esta zona ya que es una zona más económica que el centro histórico de Roma. Es cierto que no es una zona muy hermosa pero os ahorraréis un dinerillo si os alojáis aquí.

En cuanto a la intranquilidad, nosotros en ningún momento sentimos inseguros en esta zona. Es cierto que algunas escenas que os podéis encontrar en la calle no son muy agradables pero no distan mucho de cualquier  gran ciudad. Además, Termini se encuentra muy bien comunicada y a poca distancia de muchas atracciones.

10. Huelgas y obras

Las huelgas y las obras en el metro es algo con lo que debemos contar durante nuestra visita, ya que nos ahorrará más de una sorpresa desagradable. Durante nuestros viajes a Roma nos encontramos varias estaciones de metro cerradas así como alguna huelga. Debido a esto tuvimos que buscar un plan B para evitarnos alguna caminata de varios kilómetros.

Es recomendable que tengáis a mano el teléfono de los taxis o instaladas aplicaciones como Uber o Cabify las cuáles os pueden salvar de algún contratiempo.

 

Para finalizar, os dejamos un pequeño vídeo resumen de uno de nuestros últimos viajes a Roma. Esperamos que lo disfrutéis tanto como nosotros realizándolo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies