Rincones ocultos de Galicia

Galicia es una tierra llena de magia. Se trata de uno de esos lugares que, tras divisarlo por primera vez, te enamoran, entre otras muchas cosas, por la gran belleza de sus paisajes y espacios naturales. El color verde, tan característico de esta tierra, es una imagen que muchos viajeros llevan grabada en su memoria como recuerdo de su visita a esta comunidad autónoma, pero no es el único.

Debido de su gran belleza natural no es de extrañar que, algunos de los principales destinos turísticos de Galicia, sean espacios naturales como las Islas Cíes, el Castro de Santa Trega, las Rías Baixas o el Cabo Fisterra entre otros. Todos estos lugares, son mundialmente conocidos gracias a la publicidad, las redes sociales y al número de turistas que los visitan cada año. Sin embargo, Galicia esconde un gran número de lugares, tan hermosos como los que hemos mencionado, pero desconocidos para muchos viajeros e incluso para muchos gallegos.

Hoy, os proponemos hacer un pequeño recorrido por alguna de las joyas ocultas que esconde esta hermosa tierra.

1. O Fuciño do Porco (Punta Socastro)

Se encuentra situado al norte de la provincia de Lugo, en la localidad de O Vicedo. Conocido también como el «Rocadragón gallego» este impresionante lugar cuenta con unas vistas preciosas a los acantilados de Loiba y a los de Vixía de Herbeira (los acantilados más altos de Europa).

Para llegar hasta sus famosas escaleras, deberéis dejar el coche en el parking que han habilitado y caminar por una pista forestal durante unos dos kilómetros.

Localización: O Vicedo, Lugo.
Accesos: parking, escaleras.

2. Monte Neme

Esta antigua mina de wolframio, clave en la Segunda Guerra Mundial, se ha convertido en uno de los lugares estrella de los instagramers. Los lagos que se formaron en sus excavaciones, y el color turquesa de sus  aguas (color azul consecuencia de la sílice,  mineral que forma el cuarzo), hacen las delicias de curiosos y turistas que se acercan a conocer este lugar.

Se puede acceder en coche casi hasta los lagos, pero el último tramo se debe realizar a pie. Otro de los atractivos de este lugar son las hermosas vistas que tiene de la playa de Razo.

Localización: 15111, La Coruña
Accesos: parking.

3. Mirador da Rata

Situado en la localidad de Redondela, este mirador, nos ofrece unas vistas privilegiadas de la Ría de Vigo. Uno de sus grandes atractivos es el banco que se encuentra situado en la cima del mirador, un lugar perfecto para poder relajarse mientras disfrutamos de una puesta de sol de ensueño.

Se puede acceder coche casi hasta el mirador, pero el último tramo lo deberéis realizar a pie por un camino forestal. El banco se encuentra un poco escondido en las piedras de la cima del mirador.

Localización: Camiño da Fenteira, 10, 36811 Redondela, Pontevedra
Accesos: parking.

4. Acantilados Vixía de Herbeira

En este lugar se da la coincidencia de que una sierra, la de A Capelada, forma parte de un sistema de acantilados costeros. Debido a esto, y a su elevación (615 metros sobre el nivel del mar) estos acantilados son los más elevados de la Europa Continental. Este hecho hace que, desde la Vixía de Herbeira, se pueda disfrutar de unas vistas impresionantes del norte de la costa gallega.

Localización: Carretera de la Diputación, s/n, 15365 Cariño, La Coruña
Accesos: parking.

5. Cueva de la Doncella

Cuenta la leyenda que una hermosa doncella se encontraba retenida, mediante un conjuro, por un rey moro. Vestida con un vestido blanco, cada año, durante la noche de San Juan, baja de la cueva para bañarse y peinar su dorada melena. Después de este vuelve para la cueva hasta el año que viene.

Dejando los misterios a un lado, esta hermosa cueva, se encuentra situada en las inmediaciones de la playa de Abrela (desde la que se puede acceder), en la localidad de Viveiro. Es una visita muy recomendable si encontráis de turismo por esta hermosa tierra, ya que podéis aprovechar para visitar otros lugares como Fuciño do Porco.

Localización: 27861 Viveiro, Lugo
Accesos: desde la playa de Abrela

6. Navia de Suarna

Nacida en las inmediaciones de un antigua fortaleza medieval, este pequeño pueblo, situado al pie del río Navia, goza de una gran belleza natural y arquitectónica sobre la que destaca su puente del siglo XV. En esta localidad, situada en la frontera con Asturias, encontraréis un remanso de paz en el desconectar del día a día sin preocuparse por nada.

Localización: Navia de Suarna
Accesos: 

7. Paseo dos Namorados

Se trata de una pequeña ruta de senderismo, con una longitud aproximada de 1 kilómetro, situada en la localidad de Cervo. El recorrido es de una dificultad média-baja, pero el entorno es ideal para refrescarse durante el verano y relajarse en plena naturaleza. Cuenta con servicios como un aparcamiento y un merendero. Su gran atractivo es la cascada artificial que se encuentra situada al final del camino, un lugar hermoso que hará las delicias de todos los aficionados a las fotografías.

Localización:  Carr. Río Cobo San Cipr, 193, 27891 Cervo, Lugo
Accesos: parking.

8. Banco de Loiba

Lugar tan famoso para unos y un gran desconocido para otros. Situado entre los cabos coruñeses de Ortegal y Estaca de Bares, los cuales os recomendamos visitar, se encuentra el denominado The best bank of the world. Sentarse en el y divisar el hermoso entrono natural en el que se encuentra emplazado, es todo un privilegio para los sentidos, especialmente durante la puesta de sol.

Localización:  15339 Ortigueira, La Coruña
Accesos: parking.

9. Monasterio de Oseira

También conocido como «El Escorial gallego», este conjunto arquitectónico, se encuentra situado a unos 34 kilómetros de Orense. Actualmente se encuentra habitado por una comunidad de monjes. Sus grandes atractivos, además de la zona en la que se encuentra situado, son su iglesia medieval, la capilla de os Forasteros y los diversos claustros que posee.

El monasterio se puede visitar en horario de 10:00 a 12:00 y de 15:30 a 18:30 por un precio de 3€.

Localización:  Monasterio de Oseira
Accesos: parking.

10. Pozas de Melón

Formadas durante el transcurso del río Cerves, en la provincia de Orense, estas pozas son unas grande desconocidas para muchas personas. A la gran belleza natural de estas piscinas, le debemos sumar  las cascadas que se forman durante el descenso del río hasta la localidad de Melón.

Si decidís visitarlas, el coche lo deberéis dejar en un pequeño aparcamiento situado junto a un antiguo aserradero y un área recreativa. A partir de aquí deberéis acceder a las pozas siguiendo un pequeño camino habilitado para ese fin.

Localización:  32410 Melón, Ourense
Accesos: parking.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies