Viajar a Myanmar

Myanmar es uno de los países más misteriosos y sugerentes del Sudeste Asiático. Tras su independencia del Reino Unido (1948), este país fue gobernado por una durísima dictadura militar, de la cuál salieron hace escasos diez años. Desde su apertura al mundo, son muchos los viajeros que, atraídos por los rumores de las maravillas que pose, se están animando a visitarlo. Pagodas con pináculos dorados, bosques, arrozales, paisajes hermosos y desconocidos… son solo algunos ejemplos de todo lo que nos puede ofrecer Myanmar.

Consejos antes de visitar Myanmar

  • Si estáis pensado en visitarlo, es muy importante que le dediquéis al viaje más de una semana. Las conexiones de transporte son muy largas y se pierde mucho tiempo en ellas por lo que una semana os llegará a poco.
  • Todos los residentes en países de habla hispana necesitan un visado para poder acceder a Myanmar. Se puede tramitar en la siguiente web evisa.moip.gov.mm.
  • Su idioma local es el Birmano y poseen una moneda propia, el Kyat y equivale a unos 0,00065€. El uso de la tarjeta de crédito no está muy extendido aunque las aceptan en algunos lugares.
  • Para residentes en España no hay ninguna vacuna obligatoria. Sin embargo, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores se recomiendan las vacunas contra la  fiebre amarilla, la hepatitis A y B, la rabia, la encefalitis japonesa, el tétanos y BCG.
  • La corriente eléctrica tiene un voltaje de 230V y una frecuencia de 50 Hz. Emplean diversos enchufes; de tipo C y F (dos clavijas cilíndricas), de tipo D (tres clavijas cilíndricas) y de tipo G (tres clavijas cuadradas)

Qué ver en Myanmar

1. Bagan

Conocida como la ciudad de las pagodas, Bagan, es una de las paradas obligadas para todo viajero que decida visitar Myanmar. Aquí encontraréis más de 2.000 de estas típicas construcciones, algunas de ellas del siglo  IX a. C. Durante el día, os recomiendo visitar la ciudad. Pero, estar muy atentos para no perderos los hermosos atardeceres de Bagan. El atardecer lo podéis disfrutar desde un globo durante los meses de la estación seca. También lo podéis ver desde el Shwe San Dan pero suele estar lleno de gente.

2. La pagoda Shwedagon 

A unos 100 metros sobre la ciudad de Yangon, podemos encontrar la Pagoda dorada de Shwedagon. Se trata del templo más sagrado para los budistas Birmanos. Pasear descalzos por el mármol del complejo, mientras escucháis los rezos, es una experiencia asombrosa. Os recomiendo visitarla durante el atardecer ya que es cuando la Pagoda muestra todo su potencial. Tratad de evitar visitarla al mediodía ya que hay pocos lugares con sombra, y los suelos de mármol se calientan, lo que convierten el lugar en un auténtico horno.

3. La Golden Rock

El segundo lugar más sagrado, para el budismo en Myanmar, es  Kyaiktiyo Pagoda. Un gran número de viajeros y peregrinos acuden, diariamente, a visitar este enorme recinto. Algunos de ello comen e incluso duermen en este lugar. En la cima del monte encontrareis, la gran roca dorada, conocida también como Golden Rock, suspendida en un delicado equilibrio. Cuenta la leyenda que que un pelo de Buda la sostiene.

4. Lago Inle

Otro de los lugares a visitar en Myanmar es el lago Inle. Situado a unos 900 metros de altitud, en este lugar podréis disfrutar de unos paseos en barca mientras disfrutáis del hermoso entorno que os rodea. Aldeas en las orillas o que emergen desde el agua, pequeños mercados, cultivos sobre el agua y pagodas que se dibujan en el horizonte, son solo algunos ejemplos de las maravillas que podréis encontrar en este lugar.

5. Kalaw

Myanmar en un lugar ideal para los amantes del trekking. Existen un gran número de rutas dispuestas a ser recorridas por viajeros intrépidos. Pero, una de las más famosas es la que une Kalaw con el lago Inle. Es una experiencia muy recomendable. Durante el recorrido atravesaréis montes, enormes campos de chili y pequeños y rústicos poblados. Además,  podréis comer y dormir en las casas de madera de los lugareños. (Es importante disponer de guía para realizar el recorrido).

6. Mandalay

Mandalay es la antigua capital de birmana. Para llegar a ella os recomiendo hacerlo realizando el viaje en tren más famoso de Myanmar, la ruta desde Hsipaw hasta Mandalay. Durante de el viaje pasaréis por el Viaducto de Goteik, un enorme puente con más de 100 años de antigüedad.

Ya ne la ciudad podréis disfrutar de maravillas como el Golden Monastery, el Buda más antiguo de Birmania, el Palacio Real o la pagoda Kuthodaw que contiene más de 700 monolitos de mármol. Además, desde la colina de Mandalay, contemplar unas vistas espectaculares de la ciudad.

7. Ngapali

En Myanmar, no solo encontraréis templos, bosques y montañas. Este lugar también pose playas perfectas de aguas cristalinas en las que poder relajarse. Este trozo de paraíso lo encontraréis en Ngapali, al oeste del país. Albergarse aquí puede ser algo costoso pero merece la pena.

8. Lay kyun Sekkya

Otro de los lugares a visitar, y que os dejará con la boca abierta es Lay kyun Sekkya. En este lugar encontraréis la segunda estatua más grande del mundo. Se trata de una figura de Buda de más de 130 metros de altura. Se puede acceder a su interior y subir 28 de sus 31 pisos. Además, en sus inmediaciones, encontraréis otro Buda de 101 metros.

9. El puente de U Bein

Se trata de un pintoresco puente de madera por el que cruzan monjes budistas. Es una de las postales típicas de Myanmar y una fotografía que todos los viajeros quieren llevar de recuerdo de este impresionante país. Recomendable visitarlo durante la puesta de sol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies